Tragouthia apo to aima exoun fonos; El himno del martirio, el silencio y la venganza

0
300

Este es un pequeño poema, aleluya a la mente creadora e inteligente que compuso esta canción…. Diamanda Galás

 

LOS LAMENTOS

Me encuentro solo en tierra helénica
muerto de zozobra y frío
cuando por el parthenon
bajan las voces en coro desgarrado

Lloren hermosas mujeres
de gracia y belleza griega
quéjense todo lo que puedan
porque deberán tomar sus armas

Llora tierra de los hombres
de la guerra y de la razón
lloren a sus hijos caídos
envueltos en entrañas y sangre

Griten, pateen y revuélquense
que llegó el momento de comer la carne
esa carne que llegó a matar a tu gente
como una peste incurable

Se acercan los zopilotes
a saciarse de sus entrañas
“ay hijos de mi alma,
únanse en su dolor,
no se maten… unete pueblo”

 

LAS PLEGARIAS

Llegó el momento hijas de Grecia
el monte olimpo las espera
reúnanse con sus diosas
de la sabiduría y de la guerra

Oigo todo tipo de lloros
Lágrimas de venganza
Lágrimas de impotencia
Lágrimas de tristeza

Oren con todo fervor
a sus dioses y sin olvidar,
que vieron a sus hombres
con sus entrañas al aire

Dirijan señoras
de gran carácter
los funerales de sus guerreros
que llegó el momento
de coronarse de hierro y rabia

(Oh diosa Athenea, diosa
de la sabiduria y el conocimiento,
dame fuerzas y proteje a este fiel servidor,
quiero sentir con mis dedos,
el duro estómago de mi adversario)

 

EL DUELO

Mujeres dignas de coronación
flores raras y hermosas de todo el jardín
han crecido en adversidad sus raíces
de abono la sangre, las lágrimas y el coraje.

Mujeres que saben llevar
el luto y las lágrimas por dentro
espíritu que se expía en el fondo de sí
pero sin lágrimas en el rostro

Cubran la guardia de ellos
que ahora tienen un trabajo dignificante
fungirán como las gorgonas
protectoras de sus escudos y su carne

En toda la región
el luto es ensordecedor
el fuego empieza a brillar en lo alto,
el valle se ha cubierto de águilas de guerra

Oh ave poderosa
real y eterna
enséñame a ser guerrera
que mis ojos ya ven la presa

El sol sale
nada lo oculta
en el valle solo
se escucha….. el silencio


EL SILENCIO

Silencio en las montañas
Silencio en los templos
Silencio en el pueblo
Silencio en los labios

Ahora se escucha
el grito de guerra
estruendoroso y fuerte
de ira, y ansias de muerte

Silencio, silencio
tengo un ansia de escuchar
el inmenso sonido de las lanzas
sobre las entrañas que ahora
se van a destrozar

 

VENGANZA Y MUERTE 

Llegó el momento
los tenemos en nuestras manos
seremos inmisericordes
llegó el día de saldar las deudas

Te violaré muy lentamente
ultrajaré tus templos
abriré tus intestinos
y beberé el licor de la victoria
mezclados con sangre y ácidos

Usaré a tu hija
como una criada y servidora
la degradaré y hundiré
hasta lo mas bajo y extremoso jamás visto por nadie

Maten hijas de Grecia
esto es simple justicia
escuchen el grito de guerra
ahora no se detengan

El momento de la ira
a empezado, la muerte es mi amiga
aliada ahora del destino y de la justicia

Bendita muerte
castígalos tu
la negra mierda que contamina
merece ser quemada
con toda nuestra ira

HAN SIDO USTEDES VENGADOS
AQUÍ ESTÁN SUS CABEZAS
SUS ESTÓMAGOS Y SU CORAZÓN
SANGRE POR SANGRE
AQUÍ TODO TERMINÓ

 

Aldo Olvera Alarcón

SIN COMENTARIOS