Las Letanias de Satán

3
843

1982

Lista de Canciones

1.- “ The Litanies of Satan” (Del Poema de Charles Baudelaire) se consagra a la perversidad del esfuerzo de vivir en el infierno. Para voz, cinta y electrónicos.

2.- “ Wild Women with Steak-Knives” Es una fría reexaminación de la obsesión sin arrepentimiento, del instinto voraz, por el cual la ingenua noción de la piedad tan sólo encontrará una sonrisa maliciosa. PARA SOLO DE GRITOS

Las Letanías de Satán es el más horrorizarte, espantoso y extremo disco que jamás haya oído. Brutal, no de la manera en la que John Zorn lleva al extremo sus ejercicios, pero igualmente inflexible.

Las Letanías de Satán, es un disco que debe ser escuchado con precaución si no estas acostumbrado a este tipo de artistas, que rompen las barreras existentes entre los géneros musicales, de aquello que constituye el arte o el ruido, básicamente cuestiona las nociones de lo que constituye la música en sí misma.

La mayoría de los artistas dan color por dentro a las líneas, algunos encuentran divertido cruzar las líneas y otros permanecen al mismo tiempo dentro o fuera. Diamanda Galás parece el tipo de artista que nunca colorea las líneas. Si el no tenerle miedo a la innovación fuera el único criterio para juzgar discos, entonces este no tendría un 10, yo le daría un 20, considerando que este álbum fue con el que debutó.

No es un disco pop y Diamanda Galás no suena a una chica de San Diego con padres Griegos. Por otro lado, no es fácil explicar a lo que realmente suena. Algunas manipulaciones electrónicas, aunque es un disco en su mayoría vocal, voces distribuidas en diversas capas. Es la voz en sí misma y la manera en la que se usa, lo que significa la esencia en la carrera de Diamanda. Extendiéndose por varias octavas y un sin fin de posibilidades, es ARMA y CURA, que usualmente no hace uso de su máximo potencia. Galas no sólo cambia del canto al gemido, en vez de eso, ella chilla, respira, grita, ronronea, susurra, divaga, escupe, tartamudea, confiesa, recita, inhala como si estuviera sofocándose y por poco y vomita sus sonidos y sus palabras. “Wild Women with Steak-Knives” (Mujeres salvajes con cuchillos de carnicero) contiene el subtitulo de “ The Homicidal Love Song for Solo Scream” (Canción de Amor Homicida para Grito) y eso te deja saber en lo que estas metido. Su voz cambia de sonidos que pueden ser desconocidos lenguajes (algunas personas pueden llamarlos “primitivos”) a gritos incontrolables (después de un minuto), eso es más espantoso que un tenedor raspando la porcelana. Más allá de eso, sus ejercicios vocales son in entendibles, pero cuando se pueden entender, es un completo sin sentido (Bistec, Bistec, Bistec ¿?) eso es perturbador debido a la entrega intensa que demuestra en todo.

Las Letanias de Satán

Ha colaborado con artistas como John Zorn (The Big Gundown), haciendo el papel de la infernal cantante de Opera, en “Metamorfosis”, en el debut de Barry Adamnson y con muchos otros artistas del “avant-garde”, pero hasta donde yo sé, no hay nada remotamente cercano y tan endemoniado como las Letanías de Satán. Cuando ella divide su voz en capas, sus quejidos, respiraciones, jadeos y fracturadas exhalaciones, son lo que Linda Blair probablemente estuvo escuchando mientras grababa la película del Exorcista. Desde luego,de acuerdo con algunas personas, este tipo de música, puede tener un efecto de catarsis en quien la escucha.

Los 12 minutos de “ Wild Women with Steak-Knives” son probablemente más de lo que cualquiera podría soportar, pero es el titulo de la canción lo que se roba el show. Los primeros segundos (capas y capas de gritos y siseos) es el sonido de un terror puro, pero de pronto se desprenden “Les Litanies du Satan” de Charles Baudelaire, poema para el padre de aquellos que Dios expulsó del paraíso a la tierra. Parece con más sentido que “Cuchillos de carnicero”, principalmente por el verso recurrente “ Oh Satán, ten piedad de mi larga miseria”, verso que nunca olvidarás una vez hayas escuchado este disco, y permanece en toda su aventurada y alucinante obra. Debido a lo extremo del disco, a sus manipulaciones electrónicas (algunas de las cuales ya suenan anticuadas hoy día), necesitarás de un nivel alto de tolerancia, pero recibirás una invaluable recompensa a cambio:

Una renovada perspectiva de las posibilidades y rangos que la música posee.

¿Agradable?, ¡No!. ¿Necesario?: DEFINITIVAMENTE.

3 COMENTARIOS

Dejar una respuesta