La vanguardista Diamanda Galás lleva su música iconoclasta al TNC

0
241

La artista y cantante abre hoy un nuevo festival de música auspiciado por Red Bull

RBMA WEEKENDER
Galás, en el estreno mundial de la pieza que presenta en Barcelona

El nombre de la iniciativa, Red Bull Music Academy Weekender Barcelona, es largo pero ya indica que se trata de un evento musical y que detrás de ella se encuentra un potente patrocinador/organizador. Y no sólo fornido económicamente, sino con una trayectoria en el universo musical –como en el festival Sónar– que le avala de cara al aficionado.

El desembarco barcelonés de este festival se sustancia en seis días de actividad con conciertos y sesiones en diferentes espacios de la ciudad. Tras una primera experiencia en Madrid hace tres años, ahora ha sido Barcelona la elegida para ejercer de escenario y escaparate de una oferta internacional de primer nivel dirigida a una afición de gustos variados: desde el house hasta la ópera o del techno al rap menos previsible.

El Teatre Nacional de Catalunya (TNC), la sala Apolo, el Poble Espanyol o Els Encants son algunos de los espacios por donde se podrá ver y escuchar a nombres tan dispares como Diamanda Galás, Larry Heard, Floating Points, Jamie Lidell, Pional o Mykki Blanco. Esta noche tendrá lugar el arranque con posiblemente la propuesta que más expectación ha despertado: el concierto de la compositora, cantante, artista iconoclasta e icono vanguardista Diamanda Galás.

La carrera de Galás (1955), Californiana de ascendencia griega y residente neoyorquina, se podría sintetizar como la de una artista obsesionada por llevar su arte vocal y musical extremo por duras temáticas como la muerte, enfermedad, suicidio, misera, locura, fornicación o la melancolía. Con una carrera tras de sí de 35 años, Galás se ha convertido en una artista única al convertir sus recitales/conciertos en auténticas confrontaciones vocales, provocadora con su voz y su piano, y en donde combina e introduce elementos de cabaret, free jazz, blues, bases electrónicas grabadas, que desembocan en una propuesta personalísima en donde cohabitan sentimientos como la maldad, la posesión o el miedo. Entre sus colaboraciones brillan las realizadas con John Zorn, Iannis Xenakis o John Paul Jones, antiguo bajista de Led Zeppelin.

En su regreso a los escenarios barceloneses –en la memoria una gloriosa y primeriza aparición en un Festival de Tardor– Galás presentará en Europa su última obra conceptual, Death will come and will have your eyes. Una inquietante pieza estrenada mundialmente en mayo pasado en una iglesia del Harlem neoyorquino, en donde marida texto y poesía con música, parte de ella compuesta por la propia artista.

El título de la obra procede de la obra de Cesare Pavese, y de hecho sus poemas sobre el suicidio son vertebrales en la obra que ofrecerá hoy en el TNC. “Pavese habla de sí mismo, pero también se dirige a la mujer que rompió su espíritu, hasta el punto de llevarle a él al suicidio”, opina Galás. “Muestra su dedo acusador en todos sus poemas. Muchos describen el suicidio como la desesperación final, de la que no hay rescate posible, y también como un acto hostil, hacia aquellos que aquí permanecen. Hay mucha hostilidad en estos poemas”, concluye.

El ciclo programa esta semana conciertos de Floating Points o Mykki Blanco en diferentes espacios de la ciudad.

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta