Jenny Holzer y Diamanda Galás en colaboración.

0
213

¿Por qué?

A treinta años del comienzo del SIDA, dos jóvenes urbanistas, Christopher Tepper y Paul Kelterbonr, quienes nunca conocieron el mundo sin SIDA, una coalición de artistas, instituciones de salud, historiadores, familia, amigos y vecinos se han reunido para crear un Memorial que, de forma permanente, recordará la historia de la crísis.

El nuevo Memorial honrará a más de 100,000 mujeres, hombres y niños que murieron de SIDA; conmemorará y celebrará los esfuerzos que activistas e instituciones de salud han llevado a cabo en contra de la crísis. Además, siendo un lugar para recordar y proyectar, el Memorial reactivará e inspirará las acciones de las generaciones de hoy y mañana a través de un programa de concientización.

The NYC AIDS Memorial

¿Quién?

Junto con la Architectural Record and Architizer, Los organizadores del memorial lanzaron un concurso en Noviembre del 2011 para generar ideas sobre su diseño.
Cerca de 500 arquitectos de todo el mundo participaron. Studio a+i, situado en Brooklyn, ganó el concurso. Los adoquines del memorial fueron diseñados por la artista, reconocida mundialmente, Jenny Holzer, quien toma estractos de la selección de poemas de Whalt Whitman “Song of Myself”.

¿Dónde?

Después de los esfuerzos jurídicos, en Marzo de 2012, el consejo designó la entrada del nuevo parque público como el sitio donde el memorial sería construído. El parque está planeado como parte del rediseño del antiguo hospital de San Vincent, dentro del cual, se encuentra la primera y más larga sala de tratamiento contra el SIDA. El memorial será un lugar verde, representantivo y ameno en el histórico West Village.

Ante la apertura del Memorial (1 de Diciembre de 2016), Surface mantuvo conversaciones con notables figuras de la cultura que experimentaron el peso de la crisis del SIDA. Jenny Holzer toma estractos de dichas entrevistas y los convierte en una serie de trabajos que se proyectarán en las paredes de los edificios de Nueva York.

Diamanda Galás

Imagen: amigo con 8 heridas provocadas por vidrios de botella en la caja toráxica y los pulmones (Nueva York, 1984).

My roommate: tratado como basura por los prisioneros – pacientes- “Te lo provocaste tu mismo” (San Francisco, 1985). Dulce olor a Ictericia.

Imagen de mi ángel: ojos inyectados con terror, un tubo saliendo de la arteria del cuello (San Diego, 1986).

El aire es húmedo, y la lima verde y la ciudad están callados, cientos de ojos vigilando en pequeños cuartos oscuros que apestan a dulce orina y heces a través de los interminables días. La ciudad grita (Nueva York, 1988). La herejía de un saludo.

Imagen de un querido amigo: el cuerpo hecho miniatura, observándome y llorando, sentado en un hospital, el cuarto cavernoso. Adiós (Nueva York, 1966).

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta