¿Cómo conocí a Diamanda Galás y lo que es para mí en el flamenco?

0
274

Yo supe de su nombre y de su música cuando cursaba la escuela secundaria, y en el exacto momento de escucharla me impacto muchísimo su belleza griega, su fuerza, su penetrante voz y la forma de tocar el piano, pero también descubrí que ella expresaba un concepto musical diferente, que pocas cantantes convencionales, ya saben a que me refiero, la misma música, las mismas luces, la misma voz y el mismo espectáculo que solo artistas comerciales saben hacer. Yo veo y escucho en Diamanda esa voz tan desangrante de demonio y mujer que endulza el oído, los rendimientos que puede hacer en un escenario y a su maravilloso estilo de tocar su piano transformando el Blues en algo verdaderamente infernal, es un tipo nuevo de arte del que nunca se había hablado, expresando el dolor humano, nuestras angustias y nuestras penas a través de su tierna sensibilidad. A partir de ese momento la he seguido y he admirado, su carrera ha sido un parte aguas porque Diamanda es una referencia para todos los que hacemos arte y hemos aspirado a hacerlo con un mínimo de decoro y de verdad, ella nunca ha dado concesiones con su música y su canto, esa forma tan descarnada de enfrentarse ante la vida y poder “remar” contra ella.

Ahora, ¿qué tiene que ver Diamanda Galás con el flamenco?, para mí  Diamanda es la búsqueda del sabor penetrante en el cante, aunque ella toque blues, Diamanda transforma las canciones en un cante, y el cante en la búsqueda de la verdad, el cante de Diamanda transforma tanto como el buen flamenco, y es capaz de cambiarte la vida con su voz, a cuantos de nosotros no nos ha ayudado a salir adelante y levantado de nuestras cenizas, a cuantos suicidios, a cuantos sufrimientos, y a cuantas penas… Diamanda en el escenario y en su música es absolutamente verdad, elige muy bien su repertorio tanto covers como sus propias creaciones, es la artista de la cuál tengo  todos sus discos y no me cansaré nunca de escucharla. Con ella he aprendido siendo, estando, hablando, callando, cantando, componiendo y tocando. Señoras y señores, que bien se llora y se sumerge el alma con la música de Diamanda porque no son lágrimas de miedo ni de zozobra ni de tristeza, son lágrimas de pura y absoluta limpieza

MUCHAS GRACIAS

Aldo Olvera Alarcón

SIN COMENTARIOS

Dejar una respuesta