Diamanda Galás en Barcelona como parte del RBMA Weekender

RBMA Weekender es un festival comisariado por la Red Bull Music Academy que tras su primera edición en Madrid en 2013 pasa a celebrarse en Barcelona. Desde el 11 hasta el 16 de octubre, distintas localizaciones de la Ciudad Condal acogerán propuestas musicales que van del house a la ópera y del techno al rap menos convencional.

La sala Apolo, L’Auditori, Razzmatazz, El Poble Espanyol o el Mercat dels Encants –algunos ya le llaman el Shoreditch de Barcelona- son algunos de los lugares que se llenarán de música durante estos 6 días.

En la programación encontraremos grandes nombres como el de la cantautora, rara avis, performer, pianista y artista total: Diamanda Galás. Otro de los platos fuertes del RBMA Weekender será el clásico dj y productor de house, Larry Heard que actuará bajo su alias más carismático, Mr. Fingers. El creador de hits de los 80 como el himno “Can You feel It’” lleva 25 años sin venir a España.

También el hip hop, en su vertiente más actual tendrá su espacio dentro de RBMA Weekender. Una de las jornadas estará dedicada al rap más transgresor con el directo del mayor representante del movimiento conocido como ‘queer rap’ (rap interpretado por gays o travestidos), Mikky Blanco quien presentará su nuevo albúm.

Otros artistas confirmados son el británico Jamie Lidell y los productores nacionales Pional Sau Poler.

 

MARTES 11 OCTUBRE | RED BULL MUSIC ACADEMY presenta DIAMANDA GALÁS

Diamanda Galás.
Espacio: Teatre Nacional de Catalunya
Dirección: Plaça de les Arts 1, 08013 BARCELONA.
Horario: 20:30h – 23h

 

 

Diamanda Galás medita sobre la muerte

Diamanda Galás medita sobre la muerte en su nuevo gran trabajo.

Han pasado 10 años desde que la cantante Diamanda Galás ofreció un último show en la ciudad de Nueva York y 25 desde su infame Misa de la Plaga en la catedral de San Juan el Divino, evento que condenó a la iglesia católica por no tratar la crísis del SIDA. Una pianista poderosa con un rango vocal de tres y media octavas, Galás no es menos que intensa, aún si está interpretando una canción griega de lamento o si se trata de un blues de Blind Lemon Jefferson. Durante la última década, Galás ha estado preparando una pieza mayor mientras ayuda a su madre enferma en California. Nos encontramos con ella antes de sus conciertos en la ciudad de Nueva York -en otra iglesia (que ha sido cerrada desde 2003)- como parte del Red Bull Academy Festival.

¿Dónde has estado la última década ?
Nunca he creído que deba mandar un comunicado de prensa a Nueva York diciendo: “Lo siento, pensé que era más importante estar con mi madre”. La vida es más complicada que sólo hacer conciertos. Hay muchas cosas que les pueden ocurrir a las personas que amas. Cuando estuve trabajando en La Misa de la Plaga, lo dije muy muy claro: si alguien que amas está muriendo, tú debes de comprometerte. Puedo decirlo ahora ya que mi madre se está recuperando, pero es muy dificil cuando tu madre tiene 88. El tiempo se convierte en duda.

¿Cómo es que decidiste presentarte en la iglesia de Santo Tomás el Apóstol?
Red Bull me lo sugirió. Me llevaron a varios sitios y opté por el lugar que consideré que tenía el ambiente y el delay que me gusta. Este lugar es inusual; es muy diferente de San Juan el Divino; tiene su propia belleza.

¿Qué podemos esperar de tus próximos conciertos?
He trabajado en una pieza muy larga -dura casi dos horas- en los últimos tres años. Se llama “Fever Hospital“, pero no presentaré eso en Nueva York aún. El show en esta ciudad incluirá dos poemas suicidas de Cesare Pavese. Él se suicidó, y estos poemas fueron escritos semanas antes de que pasara. Después, interpretaré una pieza escrita por Ferdinand Frelligrath -era el poema favorito de Marlene Dietrich– trata de lo que pasa cuando muere una persona que amas, no sabrás si has sido perdonado, si han quedado en buenos términos. Se la dediqué a mi madre hace algunos años. También interpretaré un par de canciones de Jacques Brel.

Cuándo escucharemos “Fever Hospital” ?
Sigo buscando produtores en los Estados Unidos que hagan más que presentar un trabajo que ya está hecho. No pagaré por eso. “Oh, lo siento, no tenemos el dinero suficiente para que trabajes en esa pieza dos o tres veces semanas en nuestro estudio, pero tenemos el dinero para presentarlo” ¿No es eso ridículo ? Como siempre, trabajaré en europa donde me pagan por crear, lo mismo que hacen muchos artistas que se van a europa a crear para después traer sus trabajos a Nueva York. No quiero hacer de esto una farsa.

Reseña concierto en Estocolmo

Estocolmo Música & Artes

Viernes 2 de Agosto, 2013

Por Daniel Hanberg Alonso
Foto: Annika Berglund / Estocolmo Music & Arts

La Diva Avant-garde ofrece ruido simbólico.

En medio de un gran público  y bajo el ardiente sol se levanta vestida de riguroso negro la Diva del Avant-Garde: Diamanda Galás. Ella toma el micrófono en la mano, mientras que el oscuro sonido sale de los altavoces y de su boca emana un llanto, un lamento. Los visitantes que no están familiarizados con la diva de la ópera, miran asombrados el escenario, estupefactos. Después de que aquél grito se prolongara por unos minutos, ella va y se sienta al piano. Lo que sigue puede ser descrito como escuchar cine mudo alemán expresionista, con temática de horror. Diamanda gritando casi todo el concierto, su voz resuena en todo el auditorio, es gutural, es suave, posee todas las técnicass para llevarla al máximo nivel.

La oscuridad es casi de miedo, se siente como si estuviera en una película de Tarkovsky. Es a la vez maravillosa y fascinante como un apocalipsis total. Muchos en la audiencia tapan sus oídos cuando aúlla Diamanda y hace sonidos como si estuviera tratando de romper el cristal con su voz. Cuando el concierto se acercaba a su fin, ella se acercó al micrófono y leyó un poema. Temas tales como el SIDA, la injusticia y la desgracia es el foco de sus letras y música. Puramente personal, yo no lo llamaría música, es un ruido simbólico que encaja mejor en el disco que en el escenario.

A 100 años de Billie Holiday

 

Fuente: Aldemedianoche  elmundo.es/cultura | Pablo Sanz | abril 4, 2015

Se dice que el dolor agudiza la creatividad, por lo que no extraña que su vida fuera una obra de arte constante y entera. Y es que más que en el dolor, ella vivió en una herida abierta que supuró talento, crueldad y humillaciones a borbotones. Billie Holiday(Philadelphia, 1915 – Nueva York, 1959), la cantante más definitiva de toda la historia del jazz, no fue un juguete roto, sino una chica con una sombra permanente de mala suerte, tanto por la época y la sociedad en la que hubo de sobrevivir como los amores errados a los que se abrazó. Ella misma dijo en su autobiografía ‘Lady sings the blues’(Editorial Tusquets): “Puedes ir vestida de raso, con gardenias en el pelo y no ver una sola caña de azúcar en varios kilómetros a la redonda y, aun así, seguir trabajando en una plantación”. Lady Day hubiera cumplido este martes 100 años.

 

Jose James y Cassandra Wilson han sido los dos primeros artistas que han entregado estos días nuevo disco conmemorando el centenario del nacimiento de Billie Holiday, ‘Yesterday I had the blues’ y ‘Coming forth by Day’, respectivamente. La también cantante Cecile McLorin actuará en su homenaje en el Licoln Center de Nueva York y ya se avecina una nueva biografía, ‘Billie Holiday: The musician and the myth’, que se sumará a publicaciones como la mencionada ‘Lady sings the blues’ o la magnífica ‘Con Billie’ (Global&Rhythms), escrita por Julia Blackburn e inspirada en el prolijo y amplio material que acaparara en su día la periodista Linda Kuehl.

En este siglo han aparecido voces maestras en el jazz, incluso voces que bien pueden rivalizar en audacia y emoción con el lamento vocal de la Holiday. Y, sin embargo, todavía está por descubrirse una cantante que concite tanta unanimidad en torno a una canción tan arrebatada como arrebatadora. Y tan herida, porque no se entiende cómo esta mujer fue capaz de vivir en la cima del jazz golpeada de tanta desgracia. Se insiste: Billie Holiday, a pesar de sus excesos, no fue lo que llamamos un juguete roto, sino una mujer que caminó por la vida sin desaliento, a pesar de las muchas piedras que se encontró -y le colocaron- a cada paso.

Sabida es esa infancia fracasada, que pronto la colocó, no ya en la adolescencia, sino en la madurez de una cría que descubrió en su voz y en el jazz la única posibilidad de ser feliz. Un rato, un ratito, porque profesionalmente también tuvo que aguantar lo suyo, como mujer y como negra. Fue violada cuando tenía 10 años y hubo de cambiar la bicicleta o el balón por el cepillo y la fregona, limpiando en un burdel que -cosas del destino- le permitió escuchar a Bessie Smith y Louis Armstrong a través de una jukebox que entretenía a la clientela mientras esperaban turno. Puede decirse que el blues y el jazz salvaron a aquella niña de entregarse plenamente a la prostitución.

En ese tiempo, claro, Billie Holiday era Eleanora Fagan, hija de Sadie Fagan y un músico de jazz, Clarence Holiday, que pronto abandonó a su suerte a sus dos mujeres: “Mamá y papá eran un par de críos cuando se casaron, él tenía 18 años, ella 16 y yo 3. Fue un milagro que mamá, Sadie Fagan, no fuera a parar al correccional y yo al reformatorio. Pero ella me quiso desde el mismo instante en que notó en su vientre un suave puntapié mientras fregaba suelos”.

Así pues, la niña huyó de aquellas malas sombras buscando un futuro todavía incierto en Nueva York. Tenía 13 años y su primer intento como artista tuvo lugar en el Pod’s and Jerry’s de la calle 133, primero como bailarina, luego como cantante; en la prueba que le hizo el dueño del local interpretó ‘Travellin’ all alone’, conmoviendo a todos los asistentes. Ella lo recordó en sus memorias: “Si a alguien se le hubiera caído un alfiler, habría sonado como una bomba. Cuando finalicé, todos aullaban y levantaban sus vasos de cerveza”. En aquel momento nació Billie Holiday, nombre que Eleanora tomó de Billie Dove, la gran estrella del cine mudo y, en aquel momento, el espejo de todos los sueños que la cantante tenía. Su segundo apodo, ‘Lady Day’, se lo puso el gran amor de su vida, mal correspondido, el saxofonista Lester Young, con el que compartió tantos escenarios y tantas grabaciones.

Sobre el escenario Billie Holiday era toda luminosidad, volviendo a la cruda realidad cuando se bajaba de él. No se la permitía ningún contacto en el público blanco, tenía que acceder a los locales por la puerta de atrás, cobraba menos que sus compañeros… A ello se le sumaba su adicción a la heroína, que la granjeó numerosos problemas y un paso por la cárcel de cruel recuerdo, por no hablar de las parejas que tuvo, maltratadores de profesión, tipos mafiosos, crueles, a los que retrató en canciones como ‘My man’ o ‘Ain’t nobodys business’. Pronto captó la atención de una de las orquestas de swing de mayor éxito en aquel Estados Unidos de 1933, la de Benny Goodman -por mediación del productor John Hammond-, para encontrarse cuatro años después integrada en esa maquinaria mucho más jazzística y fogosa que fue la de su admirado Count Basie, donde conoció al mencionado Lester Young.

Llegado ese momento, Billie Holiday ya había hecho de su voz un lamento vocal con una hondura emocional mágica, con una sensibilidad en el fraseo realmente única e irrepetible. Se dice que nadie como ella pronunciaba con tanta emoción desgarrada las palabras “love” o “baby”. “Trato de improvisar como Louis Armstrong o Lester Young. Lo que sale es lo que siento. Odio las canciones en línea recta. Tengo que cambiar los tonos y ajustarlos a mi propia forma de entender la música. Esto es todo lo que sé”.

 

Diamanda Galás lanza dos discos nuevos

Foto por Austin Young

Vocalista, compositora y un ícono del avant-garde, Diamanda Galás anuncia dos discos nuevos. Después de Guilty, Guitly, Guilty, en 2008, Diamanda publica All The Way, una colección de estándares, radicales y tradicionales, de jazz. El segundo material se titula In Concert at Saint Thomas The Apostle Harlem, y fue grabado durante las presentaciones del festival Red Bull en 2016. Ambos materiales serán lanzados a partir del 24 de marzo del presente año bajo el sello discográfico de la propia artista: Intravenal Sound Operations. En próximos días, Rolling Stone estrenará “All The Way”, escrita por Jimmy Van Heusen y mejor conocida en la voz de Frank Sinatra, junto con “O Death”.

 

Diamanda Galás – All The Way
A partir del 24 de Marzo

  1.  The Way
  2. You Don’t Know What Love Is
  3. The Thrill Is Gone
  4. Round Midnight
  5. O Death
  6. Pardon Me I’ve Got Someone To Kill

All The Way se caracteriza por tonos que resultan lo mismo radicales que familiares, incluyendo la fundacional “The Thrill is Gone”, y la interpretación de solo de piano de Thelonious Monk “Round Midnight”. La pieza central del disco es la tradicional “O Death”, la cual no puede faltar en presentaciones en vivo, para concluir con “Pardon Me I´ve got Someone to Kill” de Johnny Paycheck. All The Way incluye grabaciones en vivo en París, Copenhagen, y East Sussex, así como grabaciones de estudio hechas en San Diego California.

Diamanda Galás – At Saint Thomas the Apostle Harlem
A partir del 24 de Marzo

  1. Verrá la more e avrá tuoi occhi
  2. Anoixe Petra
  3. Angels
  4. Die Stunde Kommt
  5. Fernand
  6. O Death
  7. Amsterdam
  8. Artemis
  9. Let My People Go

In Concert at Saint Thomas the Apostle Harlem testifica las presentaciones volcánicas llevadas a cabo por Galás en mayo del 2016 en la iglesia de Santo Tomás el apóstol, en Harlem Nueva York. Dichas presentaciones han sido descritas por el New York Times como “guturales y operísticas, funestas e inconsolables, espirituales y humanas, políglotas y sin nación, matizadas y desquiciadas”. El concierto, producido por Intravenal Sound Operations y Red Bull Music Academy, fue compuesto exclusivamente por lo que Diamanda llama “canciones de muerte”; cantadas en italiano, alemán, francés, y griego. Las presentaciones incluyen poemas de Cesare Pavase y Ferdinand Freiligrath, así como de Jacques Brel (“Fernand”, “Amsterdam”) y Albert Ayler (“Angels”), compositor cuyo trabajo Diamanda considera música vocal.

Ambos discos nos muestran el trabajo de una artista en la cima de su poder y creatividad, evidenciando el dominio no sólo de su voz (por la cual ha sido bien reconocida), pero también del piano y de su sensibilidad al componer.

Diamanda Galás comenzará su tour de “canciones de muerte” en próximos meses por Norte América. Todas las fechas se darán a conocer próximamente.

La compositora, vocalista y activista, Diamanda Galás, es una de las más intransigentes e influyentes en la escena del avant-garde de los últimos treinta años. Con un catálogo tan extenso que apabulla, pero siempre emociona; con una voz penetrante y un dominio clásico y jazzístico del piano, Galás continuamente ha establecido una conexión entre su arte y su activismo, tocando temas como la tortura, el genocidio y el SIDA, de maneras filosóficas, reflexivas y musicalmente incendiarias. Galás ha colaborado con artistas de la talla de John Paul Jones (bajista de Led Zeppelin) o del compositor Iannis Xenakis, entre otros. Su técnica vocal y sus presentaciones en directo han influenciado a diversos artistas como Pj Harvey o Anohni. En años pasados, Galás ha trabajado extensivamente en Europa, particularmente en la presentación de “Das Fieberspital”, basada en los escritos de Georg Heym, Gottfried Benn y los propios, en el Instituto Grokowski en Wroclaw, Polonia.

Para pre-ordenar All The Way: https://diamandagalas.myshopify.com/products/all-the-way
Para pre-ordenar In Concert at Saint Thomas the Apostle Harlem: https://diamandagalas.myshopify.com/products/live-at-st-thomas-the-apostle
Para pre-order ambos discos: https://diamandagalas.myshopify.com/products/all-the-way-live-at-st-thomas-the-apostle-bundle

Sitio Oficial | Facebook | YouTube | Virtual Label

 

Felicidades Diamanda

Queremos festejar el cumpleaños y la trayectoria de Diamanda Galás con un acróstico escrito por Aldo Olvera Alarcón:

 

Dulce señora de finos y delicados aromas

Imagen eterna del hermoso oscuro

Amor, tristeza y tragedia reflejan tu divino rostro

Mejor inspiración no ha tenido mi mente cansada y mi corazón roído

Admiración de todos los que te siguen tan fervientemente

No hay nada mejor que escuchar esa voz de vino, embriagante y delicioso

Dulce señora, madre de la nueva generación musical, sigue dándome de beber con tu arte

Arte que jamás tendrá fin y ni será pasado

Gracia y radiante talento, volcán y sol helénico que ha venido a hablar por nosotros

Amantísimo consuelo y bálsamo de los que sufren,

Limón y sangre lloras al dejar tu voz desgarrada cuando te entregas con tu piano al escenario.

Ansías con todas tus fuerzas que “dejen libre a tu gente” para el mejor equilibrio humano

Sola te levantas a luchar contra el diablo y sus servidores, mi dulce y preciosa flor de jardín griego.

 

Para una mujer excepcional, yo la peor piraña de todas….

 

- Diamanda México -