Maldición y Plegaria

1998

 

“Hay que saborearlo, dejarlo reposar y volver a paladearlo… como un buen vino”

 “El Concierto de los Condenados”

Mute 1998

 

Lista de temas:

1.- Iron Lady
2.- The Thrill Is Gone
3.- My World Is Empty Without You
4.- Abel et Caïn
5.- Death Letter
6.- Supplica a Mia Madre
7.- Insane Asylum
8.- Si La Muerte
9.- 25 Minutes To Go
10.- Keigome Keigome
11.- I’m Gonna Live The Life
12.- Gloomy Sunday

 

 

La Dama de Hierro

 

Por Phil Ochs

¿Has visto la dama de hierro del encanto
las piernas de acero, el cuero en los brazos
Sujetando a un hombre a punto de morir
Una vida por una vida, ojo por ojo
Esa es la dama de hierro en la silla

Detener el asesinato, disuadir los crímenes lejos
Sólo asesinar pone de manifiesto que el asesinato no paga
Sí, ese el tipo de ley que se necesita
Aunque a veces comentemos errores
Y, en ocasiones, enviamos a la mujer equivocado a la silla

En el corredor de la muerte esperando su turno
No tiene tiempo para cambiar, ni una oportunidad de aprender
Esperando que alguien llame
Diciendo que después de todo, este es el final
Ellos no enfrentarán la justicia de la silla

Justo antes de que le servirá una última comida
Rapan su cabeza, le preguntan cómo se siente
A continuación, el guardia viene a decir adiós
Reporteros vienen a verla morir
Mirarla mientras está atada a la silla

Y el capellán, lee la oración final
Se valiente hijo, el Señor está esperando allá
Oh asesinato es tan malo como verás
Tanto la Biblia y los tribunales están de acuerdo
Que el Estado está autorizado para asesinar en la silla

En la sala de audiencias, ves el balance de las escalas
Si el precio es correcto, hay tiempo para más apelaciones
Las influencias se mueven, la corrupción permanece
Los honorarios de los mejores abogados son pagados
Y un hombre rico nunca murió en la silla

¿Has visto la dama de hierro del encanto
las piernas de acero, el cuero en los brazos
Sujetando a un hombre a punto de morir
Una vida por una vida, ojo por ojo
Esa es la dama de hierro en la silla 

 

Autor: Cron

Diamanda nos procrea un disco en el que mezcla multitud de estilos y campos culturales, polifacética.
La gran mayoría de las canciones son versiones de grandes clásicos, como Iron Lady de Phil Ochs , “The Thrill is gone”, o el más que consagrado “My world is empty without you” de Holland-Dozier-Holland.

Pero también nos sorprende con joyas literarias de Baudelaire (Gérard de Nerval / Charles Baudelaire / Paul Verlaine / Arthur Rimbaud) con el poema de Caín y Abel, un poema llevado con ritmos marroquíes mezclados con puro flamenco y sus más que desesperados lamentos, con un carácter muy fuerte, típico de las grandes mamás marroquíes.

Cómo no, Diamanda no nos defrauda y se acuerda de los grandes del blues como Willie Dixon con Insane Ansylum.

Pero va más allá del blues y con “Supplica a mia madre” adapta por su propia cuenta a Passolini, la adaptación roza la perfección absoluta, combina la italia más pura de Passolini con la forma de recitar casi idéntica a Vinicius de Moraes del tan mítico “Porque hoy es sábado” en directo en la argentina Fusa del disco En Buenos Aires, con un piano lleno del romanticismo más clásico de corte como Erik Satie o Frédéric Chopin

Pero tranquilos, que la cosa no acaba ahí, no se puede hacer una review del disco sin escribir unas cuantas palabras de la canción “Si la muerte”, poema escrito por Miguel Huezo Mixco, escritor salvadoreño quién ella pensaba, había sido asesinado en la guerra.  Años más tarde se da el contacto con él y se encuentran en el departamento de Diamanda en Nueva York.

En resumen, el disco reúne toda una colección de canciones que bien podrían haber sido escritas en el romanticismo de, por ejemplo, Bécquer. Letras malditas con historias vampíricas que necesitan desnudar sus almas por medio de la exorcización del rezo, el llanto… con un trasfondo musical de estilos tristes, melancólicos, desesperados, desterrados, malditos…. como el blues, agridulzones con ritmos norteafricanos y de corte clásico; todo bien mezclado con la interpretación teatrística musical en directo de Diamanda.

Detrás de todos esos berridos vampíricos, disfraces sangrientos y demás se esconde una mujer conocedora de muchos estilos musicales, cineastas y literarios; y que sabe unirlos disjuntamente como nadie, creando puras obras de arte, que no son ni de fácil escucha ni de un entendimiento fluido. Hay que saborearlo, dejarlo reposar y volver a paladearlo… como un buen vino.

 2

_______________________________

3

Sobre la Ejecución de Aileen Wuornos en Octubre 9 de 2002, Diamanda Galás dedicó tres conciertos en Nueva York y uno en Glasgow, interpretando Iron Lady de Phil Ochs, pieza que también se incluye en el disco MALEDICTION AND PRAYER (1998), y I´M SO LONESOME I COULD CRY de Hank Williams Sr., dedicada a Wuornos en album de LA SERPENTA CANTA, publicado el 25 de Noviembre de 2003 en UK y Europa por MUTE Records.

“ La existencia de esta mujer, que nunca encontró defensa desde el día que nació hasta el día de su muerte .. como una prostituta, una mujer de mediana edad, una lesbiana, una niña que fue violada continuamente por su padre, golpes que al final la llevaron a una situación critica.

En el tiempo de los asesinatos, Wuornos confesó — bajo la coerción de una defensa incompetente — que habían investigaciones en marcha, de asesinos seriales de prostitutas en Florida.

Las mujeres en esta profesión estaban en estado de alarma, además del acoso de los proxenetas, policías y de los usuales infortunios— El predador es más afecto al asesinato de “chicas indefensas”.

En 2002, después de vivir en la línea de la muerte por diez años, una Aileen Wuornos ya desgastada, exige morir bajo la inyección letal.

En su ejecución declara:

“Sólo quiero decir que navego con la roca, y que regresaré como el Día de la Independencia, con Jesús el 6 de junio. Como la película, la gran madre oveja, regresaré”.

En Estados Unidos se ha creado una película llamada MONSTER, con el único motivo de seguir alimentando la mitología de esta mujer y mantenerla como un anormal. Notablemente, el casting, fue anunciado un día después de la ejecución y numerosas fotografías de la actriz de Hollywood, aparecieron modelando vestidos de diseñador en diversas revistas de moda. (Más información  AQUI)

-Diamanda Galás

Guilty Guilty Guilty

Guilty Guilty Guilty

2008

“Todo hombre desea matar aquello que ama (Oscar Wilde)”

Lista de temas:
1. 8 Men and 4 Women 7:40
2. Long Black Veil 5:40
3. Down So Low 4:13
4. Interlude (Time) 4:27
5. Autumn Leaves 6:41
6. O Death 9:02
7. Heaven Have Mercy 4:25

 

¤

 

Por Sergio Piccirilli

En Guilty, Guilty, Guilty la célebre cantante de ascendencia griega Diamanda Galas reúne un puñado de baladas de amores trágicos y homicidas y canciones de muerte. Este álbum fue grabado en su mayor parte durante una actuación en el Knitting Factory de New York, llevada a cabo estratégicamente un 14 de febrero.

O sea en el Día de San Valentín o Día de los Enamorados.

Seguramente para Galas, a quienes algunos denominan como “la reina de la oscuridad”, “la diosa de la muerte”, “la musa del movimiento siniestro”, etc., no hay nada más lindo que festejar ese romántico día al lado de nuestro amado… cadáver.

La palabra amor tiene diferentes acepciones. Básicamente es un sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser, preferentemente humano. Aunque no siempre.

El amor es la pasión que sentimos hacia otra persona que nos atrae, procurando reciprocidad en el deseo de unión. Esa unión nos completa, alegra y da energía para convivir y comunicarnos. Es un sentimiento de afecto y entrega a alguien o algo. Pero también expresa otros significados tales como la tendencia a la unión sexual o conceptos como blandura o suavidad.


Curiosamente, estos últimos hacen imposible lo anterior…

El amor se relaciona con el cariño, las caricias, los requiebros y nos hace decir incongruencias, babearnos, nos salen juanetes y provocan erupciones cutáneas en lugares recónditos de nuestra anatomía.

Como dijo un famoso botánico “al amor hay que regarlo todos los días”, claro que no sé si se refería al sentimiento en cuestión o al arbolito de la familia de las malváceas, parecido al abelmosco de hojas acorazonadas, angulosas y con cinco lóbulos pedúnculos, también llamado amor.

En todo caso queda claro que, cuando uno no riega al amor, o se seca o se divorcia, es decir que al fin de cuentas nos quedamos solos y con los lóbulos pedúnculos mustios.

Muchas veces el amor nos obliga a enfrentarnos con el destino haciendo que actuemos igual que los personajes de una tragedia y, del mismo modo que en esa forma dramática, nos vamos moviendo de manera misteriosa e inevitable hacia un desenlace fatal. Los grandes trágicos del clasicismo griego como Tespis, Frinico, Esquilo, Sófocles y Eurípides describían ese ineludible castigo como una fuerza ciega denominada la fatalidad, el sino, el hado o fatum que conduce forzosamente al orgullo insolente o hybris del personaje que se rebela ante los dioses, a su propia muerte.

Suscribiendo a este concepto, la pérdida de un amor, sea éste un arbolito, una pasión incontrolable, una esposa u otro tipo de vegetal o animal (según corresponda) nos lleva a tomar conciencia de la muerte.

También el término muerte tiene diferentes interpretaciones. Para algunos es la cesación de la vida; en cambio para otros es la separación del cuerpo y el alma. Y nunca faltan aquellos que creen que es la figura de un esqueleto humano vestido de negro y con una guadaña en la mano.

En todo caso recomiendo prudencia, ya que sin ir más lejos hace poco, creyendo que se trataba de la parca, le propiné una golpiza al jardinero. Aunque peor fue el caso de un amigo que, creyendo que se trataba del jardinero, dejo pasar a la muerte.

Fue terrible… Le arruinó el potus, le pisó los geranios y encima le cobró carísimo.

Todos hemos escuchado la frase “hay amores que matan”; pero si alguno dudaba de la veracidad de este concepto, un estudio científico publicado recientemente en la revista Archives of Internal Medicine acaba de confirmarlo. De acuerdo a esa investigación, las personas que mantienen una relación tormentosa tienen más probabilidades de padecer una enfermedad cardiovascular. El equipo científico encabezado por el Dr. Roberto de Vogli determinó que los aspectos negativos de las relaciones íntimas pueden activar emociones fuertes como la preocupación o la ansiedad y sus efectos fisiológicos consecuentes, tal como el incremento del riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. El estudio realizado sobre 9000 individuos, permitió llegar a la conclusión que aquellos que presentaban problemas en sus relaciones íntimas tenían un 34% más de posibilidades de desarrollar una enfermedad coronaria. Dato que, desde mi ignorante optimismo, equivale a decir que hay un 66% a los que no les pasa nada. Así que si usted tiene una relación de carácter negativo, disfrútela todo lo que pueda que las estadísticas lo avalan.

La mayor parte de la obra de Diamanda Galas se centra en el lado oscuro de la persona. Los temas recurrentes son la esquizofrenia, la demencia, el aislamiento irracional, las enfermedades intolerables y las formas en que éstas, de modo inevitable, llevan a la muerte. Esa exploración catártica hurga en el abandono al que estos individuos, en situaciones extremas, son sometidos por la sociedad; pero en lugar de caer en la denuncia explícita prefieren explorar en ese lado oscuro de la psiquis como forma de capacitación encubierta para afrontar las dificultades de la vida.

En Guilty, Guilty, Guilty estos conceptos son ratificados y ampliados. Detrás de esas canciones trágicas que nos hablan de desesperación, dolor y sufrimiento asoman la redención y la esperanza. Si bien en retrospectiva puede sorprender que Galas haya evolucionado del vanguardismo cacofónico a estilos menos agitados y convulsionados como el blues y el góspel, sigue siendo coherente en su declaración creativa, tanto en los temas como en sus conceptos centrales.
Y en todo caso, si ha habido una mutación estilística obedece más al carácter reflexivo que conlleva la madurez que a una capitulación exploratoria.

Un interludio en piano que refleja una atmósfera siniestra, oscura e inquietante, nos sumerge en el clásico del ícono del soul sureño Overton Vertis Wright, 8 Men and 4 Women. Tras los obsesivos compases iniciales y a medida que la voz se va apoderando del cuerpo melódico, la canción hace un dramático giro al blues. Una sombría escalada de profunda intensidad que Galas ornamenta mediante el uso de sus características técnicas vocales extendidas en un crescendo que nos deposita finalmente en el perturbador estribillo que da título al disco.

A continuación transforma la balada country de Danny Dill y Marijohn Wilkin que popularizara Johnny Cash en 1968, Long Black Veil, en un notable alegato góspel. El tema cuenta la historia de un hombre sospechado de un crimen que no cometió y que prefiere ser condenado a muerte antes que revelar como coartada que, al momento del homicidio, estaba viviendo un romance con la mujer de su mejor amigo.

Por suerte esto es poco frecuente. Si siempre calláramos en circunstancias parecidas ya todos habríamos sido ejecutados.

La infidelidad también es aludida, pero con mejor fortuna, en el hit de R. Kelly & The Isley Brothers, Down Low. La versión de Galas elude deliberadamente la liviandad del original para adentrarse, una vez más, en las profundidades expresivas del blues.

Una de las mayores sorpresas de este álbum es la dulce y delicada interpretación del tema de la cantante soul Timi Yuro, Interlude (Time). Un piano introspectivo y ascético propicia que la voz de Galas se deslice con suavidad y sin ornamento.

Autumn Leaves es una canción de Joseph Kosma con letra del poeta Jacques Prevert que se asocia tanto a famosos vocalistas franceses como Yves Montand o Edith Piaf como a las innumerables versiones instrumentales que terminaron por convertirla en un clásico del repertorio de los músicos de jazz. La visión de Galas ofrece un tratamiento irregular del texto que, en lugar de utilizar el lenguaje como vehículo para transmitir información, se transforma en un críptico collage sonoro.

O Death, con sus nueve minutos de feroz interpretación, es la pieza central del álbum. El angustioso y brutal tallado sonoro que hace Galas de este clásico del bluegrass compuesto por el legendario Ralph Stanley, es un viaje lleno de memorables pasajes. Las rupturas de la voz, el uso de tonalidades extremas, los inauditos sostenidos y los juegos fonéticos crean una contundente atmósfera de fantasmal intimidación.

El álbum cierra con una magnifica lectura de Heaven Have Mercy, tema de M. Philippe Gerard y Rick French que inmortalizara Edith Piaf. Aquí Galas, desde el horror, logra invocar a la belleza haciendo que en su voz el estribillo “cielo, ten piedad” más que una súplica adquiera un carácter redentor.

Síntesis: Guilty Guilty Guity es la conmovedora entrega de una cantante de excepción en su madurez artística en la que aborda el tema de la muerte como un espejo capaz de reflejar al amor.
Y el amor es parte de la vida.

“Temer al amor es temer a la vida, y los que temen a la vida ya están medio muertos”

(Bertrand Russell)

La Máscara de La Muerte Roja

1988

Lista de temas:

disc a: The Divine Punishment & Saint of the Pit
disc b: You Must Be Certain of the Devil

 

“Escucha hombre, pronto será tiempo para que protejas a un hombre moribundo, hasta que los Ángeles bajen.

No hablemos de desesperación
Si te dices un hombre y no un cobarde,
tomarás la mano de aquél al que la piedad le fué negada.
Hasta que su último respiro sea el tuyo”

 

Diamanda Galás no presume de hablar por otros. Pero gente con SIDA, ocasionalmente la consideran una portavoz de su causa. Ella está en sintonía perfecta con su rabia y desesperación. Su voz está entrenada para explorar extremos emocionales y romper con barreras culturales.

Galás define a su música como “intravenal ”, directo de la sangre. Considera al SIDA como “homicidio”. Sobre el escenario, usando dos micrófonos y un pelo salvaje, maquillaje dramático y ropa negra, Galás es siempre una intérprete de ardiente intensidad. “Yo no canto acerca una cosa” dice. “Yo soy la cosa”. También es ella la que entra en la Catedral de San Patricio con su obra, sabiendo que será arrestada y pensando: ¿Por qué la gente con SIDA no tienen un lugar bello?, ¿Por qué no tienen un ritual bello? Es por ellos que ella escribe la tercera parte de su Máscara de la Muerte Roja. La Misa de la Plaga.

La historia de Edgar Allan Poe acerca de la Muerte Roja, la ha perseguido desde los 13 años. Siempre supo que haría algo con esa historia. Usa la imagen central de Poe. Una plaga devastadora y disfrazada; se acerca como un ladrón en la noche. Su Máscara de la Muerte Roja, no tiene narrativa. Ella decidió dirigir la epidemia hacia aspectos incómodos, la soledad, el estigma, la tristeza.

 

2

Aquí hay una gran Misa para los desterrados. Una Misa paraaquellos que han cambiado la enseñanza cristiana por una preferencia sexual castigada y condenada por la sociedad. Eso la convierte en un blanco perfecto de aquellos conservadores de las buenas costumbres. Después de una presentación en Florencia, Italia, la iglesia católica la denunció, la prensa la catalogó como una cantante diabólica. Galás lo toma con indiferencia “He sido llamada bruja en cada país en el que me he presentado desde 1980”, Lo ve como un conflicto sin final, donde quiera que exista una epidemia, las autoridades buscarán a quien culpar.

Diamanda sigue considerando su arresto en la Catedral de San Patricio (Nueva York) como “Algo bastante molesto para un Griego Ortodoxo”- eso es dos cosas, algo circunscrito y patriarcal. Una Griega Americana criada “en algún lugar entre Tijuana y Esparta”– eso es San Diego.- empezó a estudiar piano a la edad de 5, posteriormente tocaría conciertos para piano de Beethoven con orquestas sinfónicas. Pero le fue prohibido cantar en casa. “A mi padre no le gustaba, creo que para él eso era algo inmoral. Aprendí a escuchar sus pasos en la escalera”.

Aunque se sumergió en el mundo de jazz, con gustos como Butch Morris y David Murria, para Diamanda, la voz siempre fue “la señal más directa, la más visceral.” Siendo estudiante en San Diego, se encerraba en cabinas de aislamiento sensorial para hacer “cosas con la voz.” Fue como obtener un permiso para hablar: “El canto es sólo una extensión del deseo básico de romper con el límite de la estructura normal de la comunicación.” En el colegio ella estudiaba bioquímica con un especial interés en la inmunología y la hematología.

Fue en esos tiempos de estudiante, que ella presencio un concierto de Jimi Hendrix en el Monterrey Pop Festival. “Consideré que Hendrix era una inspiración divina, cuando lo ví, en ese momento supe que quería eso para mí” Y esa señal como ella la define, era la de “Encender el escenario”.

Entrenada rigurosamente al estilo clásico, la voz de Diamanda sólo puede ser llamada “Herculeana”. Ella posee un rango de 3 octavas y media pero odia ser descrita como una cantante de ópera. “Eso es una mierda. Mi acercamiento con la voz, es como el que tiene Mike Tyson cuando sube al ring. Es vivir o morir.”

“La mitad de mis amigos tienen SIDA, hombres, mujeres,consumidores de drogas, en su mayoría inyectadas – cosa que yo solía hacer, así que no es una curiosidad académica.”. Su hermano, el escritor Philip Dimitri Galas, murió a causa del SIDA en 1986. “Cuando pienso en mi hermano, jamás lo veo durmiendo, lo veo gritando, gruñendo, alzando su puño. Los que han sido asesinados no descansan en paz.”

Mientras componía su “Máscara de la Muerte Roja” en 1984, fue avisada de que su hermano, su alma gemela, había sido diagnosticado con SIDA. Ella simplemente decidió que era tiempo de empezar, cuando, un día, en la casa de un amigo en San Francisco, abrió la Biblia y al azar, dio con el Salmo 88: “ Soy contado entre los que bajan a la fosa, soy como un inválido, perdido entre los muertos, como los caídos que yacen en el sepulcro, de quienes no te acuerdas ya, por que fueron arrancados de tu mano.”. Poco tiempo después, Diamanda visitó a un amigo moribundo llamado Tom Hopkins, quien le dijo (a través de un amplificador conectado a su sobrante cuerda vocal) que su familia Bautista del sur lo repudió una vez que se enteraron de su diagnóstico.

Para Hopkins, fue que Galás dedicó el disco llamado “ The Divine Punishment”, la primera parte de la trilogía de la “Máscara de la Muerte Roja”. Incorpora la ley de dios en “el impuro” encontrado en el Levítico y en lo que Diamanda denomina “el llanto para un dios inventado por la desesperación,” como el lenguaje del Salmo 88. La música, se aleja de lo litúrgico.

Cantos emotivos, palabras sin sentido, susurros, jadeos que parecieran provenir de alguien que está poseído. Galas se planta directamente en el fuego y el azufre, consumiéndolo todo.

“Mi acercamiento con la voz, es como el que tiene Mike Tyson cuando sube al ring. Es vivir o morir”

 

3

La trilogía en su totalidad, trata de la redención. Como la mayoría de las misas. Pero ésta en especial, cuestiona las nociones tradicionales de lo sagrado y lo profano. La primera grabación de Galás “Las letanías de Satán” publicada en 1982, provocó que naturalmente fuera llamada satánica. Pero Las letanías de Satán, basadas en el poema de Baudelaire, tratan acerca de la privación y la opresión, no de la adoración al diablo. Galás dice, “Hablo de la gente que ha sido crucificada por la sociedad, gente que es considerada fuera de la ley y quienes realmente son los santos modernos.”

Ella siempre verá a su hermano de esa manera, y es de él de quien habla en la segunda parte de la trilogía “Saint of the Pit”. Diamanda comenzó a trabajar en esta segunda parte en el tiempo en el que su hermano murió. “Yo no demostré tristeza por mi hermano por al menos tres o cuatro años, por que una familia Griega, es una unidad muy cerrada y es considerado casi como un sacrilegio discutir a la familia. Llevaré el luto de mi hermano por el resto de mi vida, pero al menos soy fuerte ahora.”

“Mi hermano y yo, solíamos leer – cuando éramos jóvenes- acerca de Sade, de Nietzsche y Artaud, Poe, Nerval. Este fue más mi terreno para el empiezo de mucho de mi trabajo.” Cuando empezó a trabajar en “Saint of the Pit”, su hermano le regaló un libro de poesía francesa, el cual le recitó al lado de la cama, después de que cayó en coma. Ahí, Diamanda encontró poemas de Gerard Nerval y Tristan Corbiere los cuales convirtió en cantos para él.

Galás se ve así misma como parte de la tradición Griega, en los rituales fúnebres, específicamente al sur de Grecia, en la región de Mani. “Las Maniots son siempre descritas como mujeres gritando y arrancándose el pelo. Esa es una descripción sencilla, el llamarlas “Mujeres Histéricas”. Es un acto por tradición radical” En Grecia, Galas dice, los hombres nunca presiden funerales. Es un momento para las mujeres y lo usan para inspirar venganza. Las mujeres le cantan directamente a la muerte. En esencia, ellas acompañan a la muerte. Eso es lo hecho en “Saint of the Pit”.

La última sección de la trilogía, reúne los planteamientos del Viejo Testamento de “Divine Punishment” en una especie de lenguaje bíblico contemporáneo. You Must Be Certain of the Devil (debes estar seguro del Diablo por que el Diablo está seguro de ti) es un intento, una vez más, de identificar al enemigo, y, como dice el programa “una llamada a los maldecidos para tomar las armas.” Estas canciones están construidas en ritmos de góspel, “Música de gente en opresión. Es música militar,”

Galás siente que ha tenido poco estímulo, excepto por parte de sus amigos, para presentar o incluso completar “La Máscara de la Muerte Roja”. “La gente le pregunta: ¿Cuándo será el final del funeral, Diamanda?, ¿Cuándo harás algo más?” En Europa pasa algo gracioso. Preguntan cosas como “¿Qué harás después de la cura?” Bueno, el funeral no se ha terminado. Y les digo que he trabajado desde 1984 y lo haré hasta el final de la epidemia. Cualquier cosa que haga, tendrá que transpirar a lado de eso.

Schrei 27

Schrei X Live

1. Do Room
2. I-I Am – Dreams
3. M Dis I
4. O.P.M.
5. Abasement
6. Headbox
7. Cunt
8. Hepar
9. Coitum
10. Vein
11. M Dis II
12. Smell
13. Hee Shock Die

Schrei 27


14. Do Room
15. I I
16. M Dis I
17. O.P.M.
18. Headbox
19. Cunt
20. Hepar
21. Vein
22. M Dis II
23. Smell
24. Hee Shock Die

 “Perturbador 

Mute Records-1996

Esta quizás sea, junto a su primer trabajo “Las Letanias de Satán”, la obra más radical y perturbadora de Diamanda Galás. “Schrei X” es una colección de temas en los que la artista experimenta con su voz, haciéndola pasar por diversos procesos electrónicos y creando algunos de los efectos más terroríficos e inquietantes jamás escuchados en la historia de la música. El disco en cuestión consta de dos partes; los trece primeros temas constituyen el segmento “Schrei X” mientras que los once restantes reciben el nombre de “Schrei 27”. Estos últimos temas son los mismos que los de la primera parte pero ejecutados en un tono diferente y quizá casi más siniestros aún que los anteriores. Ambos formaban parte de un proyecto radiofónico desarrollado por Diamanda Galás y diversas asociaciones artísticas estadounidenses y fue estrenado por primera vez en la Universidad estatal de Ohio, el 1 de abril de 1995.

El espectáculo debió de ser tétrico y siniestro ya que, según dice el libreto del CD, esta obra se llevó a cabo en la más absoluta oscuridad sin ningún tipo de iluminación adicional, oyéndose tan sólo la voz de ultratumba de Diamanda y permitiendo al público presente que se imaginara lo que quisiera ante lo que estaban contemplando. En este trabajo, en el que la voz de Diamanda es la absoluta protagonista, la cantante no sólo pretende ejercitar sus cuerdas vocales mediante la experimentación sino que también explora el mundo de la locura, la esquizofrenia y la alienación, temas que siempre la han interesado y que ha ido reflejando a lo largo de su extensa obra discográfica. A destacar también el excelente diseño gráfico de la portada y el interior, una serie de monstruos (arañas,gárgolas,esqueletos), radiografías de partes del cuerpo humano (cavidades bucales, laringes) e inquietantes fotos de la artista con el rostro oculto y el cuerpo pintado con alguna extraña sustancia. Detalles todos ellos que contribuyen a enrarecer aún más la atmósfera del disco.

En definitiva, una obra audaz y única, aunque debido a su radicalismo sólo recomendable para fans acérrimos de esta artista y para amantes de la música experimental que no se dejen impresionar fácilmente porque la verdad es que este disco IMPRESIONA, IMPRESIONA  MUCHO !

La pieza “Schrei 27” es una obra muy violenta psicológicamente. Si una persona es aislada por largo tiempo de la sociedad y le ofrecen falsas promesas de liberación que constantemente son presentadas para desmoralizarlo/la, un impulso suicida comienza y se va desarrollando hasta que se hace tan fuerte, que solo se puede dedicar el día entero a buscar formas para quitarse la vida. Podria ser cualquier cosa, un cable, una cadena, cualquier cosa.
Pero los torturadores dicen y creen sinceramente que el suicidio es una manera de atormentar a las AUTORIDADES, por que la victima escapó de su destino y  es una blasfemia para el gobierno. Una herejía.
“Un destino peor que la muerte “ se pudo observar en los campos de exterminio en Grecia. Para los traidores del estado, en los campos de Dachau; donde institucionalizaron a los prisioneros antes de que  institucionalizaran a los Judíos, en Makronisos, y en EL NTAMPA (EL DABA) que fué designado para los peores criminales. Lo que nunca se discute son los horribles traslados en lancha  que llevaron a los prisioneros de sus casas a estas islas de la tortura, en donde los prisioneros eran restregados unos contra otros con disentería durante horas. Los roedores gigantes no se mencionan, en las islas desérticas usaban el calor del sol para torturar durante el día, y y el frío de la  luna durante la noche.  Esto es muy parecido a los mexicanos que huyen a los Estados Unidos y caminan por el sendero de la muerte, conducidos por malos “coyotes” que han tomado su dinero para llevarlos a un mejor lugar, pero que en realidad no les interesa en absoluto lo que les pueda suceder. No, ningún hombre que no ha experimentado esa tortura no sabe lo que es. Yo escribo sobre estas cosas porque he experimentado la tortura en una forma diferente, pero lo suficientemente cerca para conocer este tema. Puedo firmar esta declaración con sangre.
Si nosotros que podemos hablar, debemos hablar por aquellos que han sido traumatizados, que incluso cuando llegan a recordar un evento en el que fueron torturados, este se disuelve en convulsiones, pesadillas, vómitos y una racha de terror que puede ser tan fácilmente disparada, que la mayoría ya no pueden seguir viviendo en el mismo piso como las familias a las que regresaron, si es que regresaron por completo— ya que ellos están arruinados de manera física y mental. POR SUPUESTO que tienen cáncer, POR SUPUESTO que desarrollan enfermedades incurables. NO HAY SEPARACIÓN ENTRE CUERPO Y MENTE. ¿POR QUÉ LA GENTE INSISTE EN CREER EN TONTERIAS?, ¿POR QUE EL MUNDO CREE QUE PARA LA SUPERVIVENCIA DEPENDE DE ANALGÉSICOS?, NO SON SOLO PARA EL CUERPO. ¿CUANTOS RECUERDOS TRAUMÁTICOS PUEDE GUARDAR EL CEREBRO SIN EXPLOTAR?
Y es por esto que mandan a los pobres a la cárcel. Esto es una parodia. Una burla a la humanidad.
Schrei 27
Es una idea ingenua el hacer una película sobre este tema, ya que no es un documental, es una “aproximación artística” de un dolor mucho peor, ¿EN SERIO? QUIEN SE ATREVA A ESCRIBIR ESTO CONOCE LA HISTORIA DE LA COMPOSICION MUSICAL , EL QUE ESCRIBIÓ LA PIEZA INICIAL DE LA OBRA. No voy a hablar de la vida del hombre que sostuvo la cámara, si no de una persona de  empatía interminable, que su vida esta llena de un trauma interminable. ¿Porque no he escrito mi vida en un pie de página?. Esto es porque a nadie le interesa. Si me ven gritando las preguntas del interrogador en su cara es porque no hay respuesta a sus preguntas y ambos lo sabemos. Y la ira solo puede durar hasta que te desmayes o de lo contrario, la muerte llegara.
Situaciones extremas producen manifestaciones físicas extremas: congelamiento, tartamudeo, convulsiones, rituales obsesivos de comportamiento, los rituales creativos que, tambien como el comportamiento obsesivo que generalmente permite que el detenido permanezca con vida incluso si se tratara de un dialogo con una araña en la celda.
¿Retratar esta reacción ante la tortura podría llamarse “actuación”?
Yo lo dudo…
Alguien me pregunto eso y comencé a gritar silenciosamente en mi casa, pero sin embargo, gritando se creó un dolor muy profundo y un choque que iba más allá.
David
Hemos visto solamente la primera parte de SCHREI 27 cinematográficamente, Davide Pepey yo tenemos muchísimo más trabajo por hacer. Pero el presupuesto fue muy bajo debido a que SPILL no es rico. Sin embargo este festival nos permitó comenzar este trabajo. Pero necesitamos más fondos y no estamos dispuestos a sacrificar el significado de la obra o su integridad para colocarlo en la agenda de un empresario ambicioso.
Hemos escuchado de los túneles que Kevin Spacey está usando para mostrar películas y espero que el pueda ayudarnos.
Por favor otórgame una gran comodidad de crédito y de recursos, “CIUDADANOS PELIGROSOS” es un libro que debe ser leído por todos los Griegos y por todos aquellos que están interesados en el mundo occidental y oriental que no saben sobre la tortura de los griegos, y que son indoeuropeos: esto quiere decir QUE NO SON EUROPEOS Y  TAMPOCO DEL ESTE ESE ASIA, ESTO HACE MENCION A: LOS GRIEGOS O LOS CHIPRIOTAS O LOS CRETANOS O LOS MANIES, ESTO NO SIGNIFICA NADA MAS NI NADA MENOS. Cualquier libro de Leros o de Makronisos “ LA ISLA DEL DIABLOtambién es útil.
No, esta película no fue creada y pensada en un sólo entorno, pero los creadores siempre tienen la obligación de hacer una obra para explotar la advertencia de la asignación por la inspiración antes de que el privilegio sea abusado por la gran cantidad de cretinos que no entienden nada, excepto la trivialidad de Hollywood.

Schrei 27

Perforaciones, gritos guturales de dolor, sonidos crescendo de despellejamiento humano, llamados primitivos viscerales y episodios de silencio para el aria prolongado de dolor que es Schrei 27, una nueva película creada por Diamanda Galás y Davide Pepe. Inicial mente comisionado como una obra para la radio en 1994 (y más tarde como un trabajo escénico), “Schrei 27”  presenta al espectador un retrato implacable de un cuerpo que sufre la tortura dentro de los limites restringidos de un centro médico. Compuesto varios capítulos de una “confesión” inducida por químicos y la manipulación mecánica del cerebro, administrados por doctores, esta obra original cuenta con la participación de Diamanda Galas y Salvatore Bevilacqua que representa a una persona que ha sido llevada a un psiquiátrico después de su arresto por traición.
Galás escogió al director Italiano Davide Pepe hace cinco años para la colaboración en este proyecto que tomaría sus composiciones originales  de su obra Schrei  27 como la base para la película que  combina efectos visuales de gran alcance con la grabación de voz y sonidos adicionales, actualizados y mezclados. “El sonido sigue siendo el elemento crucial; La película nos lleva al interior de la voz de Diamanda, la liberación de sentimientos y emociones han dado como resultado el desarrollo de efectos visuales” dice Pepe. “Hemos querido plasmar esta concepción donde los contenidos no tienen derechos y donde no hay escapatoria.”
Galás, añade: “Como saben los encarcelados, no existe ninguna respuesta correcta a cualquier pregunta hecha por un interrogador. El objetivo de este tipo de tortura es la desmoralización total – y eliminar todo lo que el cautivo sabe – incluyendo el hecho de que él era un ser humano.”
Traducción: Yaxkin García

Diamanda Galás – Defixiones, Will and Testament (2003)

Dar voz a los descastados, ofrecer a los olvidados un lugar en el que reivindicar justicia un púlpito en el que nos muestren una verdad oculta durante años por intereses políticos y/o económicos. La artista de origen griego Diamanda Galás siempre ha sido considerada la voz de los marginados —sólo tenemos que recordar sus trabajos editados en los ochenta en los que ponía en primera plana los estragos del virus del SIDA que ella misma había sufrido, no de forma directa sino en la carne de su hermano— y para esta ocasión, tras cinco años sin lanzar nuevo material, se propuso poner voz a las víctimas de los genocidios perpetrados por los turcos en Grecia, Armenia y Siria en el primer cuarto del siglo pasado. Polémico porque estos hechos han sido sistemáticamente negados por la llamada comunidad internacional y, salvo escaramuzas de periodistas independientes, nadie ha denunciado como se merece semejante barbarie. ¿Quién mejor para poner voz a las víctimas de estas atrocidades que la musa de los desheredados?

Diamanda Galás siempre ha navegado por la vanguardia pero siempre partiendo de una profunda raíz blues-jazz pero todo esto queda eclipsado por la prodigiosa voz de la diva que le acerca a la ópera desde un prisma experimental y nada ortodoxo. Aún siendo una excelente pianista, como así lo demuestra en varias de las piezas —en directo— de este álbum, la portentosa voz de Galás es capaz de hacer sombra a todo aquello que ose siquiera acercarse a ella. Sólo la voz, su voz, pierde protagonismo en contados momentos para dejar espacio a la reivindicación de la mano de escritos en diferentes idiomas que expresan —en ocasiones hasta la lágrima— el dolor, la pena, la ira por la que pasaron las personas que se vieron envueltas en las masacres a cuyas víctimas aquí se rinde un sincero tributo afianzando el aura ceremonial y, si se me permite, espiritual de esta obra. Evidentemente la voz, su voz, es aquí el maestro de ceremonias y, en las propias palabras de Diamanda Galás, se convierte en un poderoso instrumento de inspiración para sus amigos pero en un infernal instrumento de tortura para sus enemigos. Nos guía a través del horror, nos despierta de nuestro letargo y nos sitúa inmediatamente en mitad de la barbarie y nos obliga a mirar; aquí no vale girar la cabeza ni cerrar los ojos, los descarnados gritos de Diamanda son los gritos del exterminio y no podremos escapar de ellos, nos perseguirán y nos torturarán hasta el fin de nuestros días.

Sucumbir ante la obra de Diamanda Galás, rendirse ante la épica bien entendida en Orders From The Dead, ante la delicadeza de The Eagle Of Tkhuma, claudicar ante The Dance —la canción dividida en seis partes que nos da la bienvenida al álbum— arrodillarse ante la obra y asimilar su mensaje final: aquellos caídos en las masacres que se han llevado a cabo a lo largo y ancho de la Historia de la Humanidad no serán olvidados, jamás serán derrotados: La diva de los descastados no cejará en su empeño de que su memoria perdure a través de su música, arte que sirve a modo de recordatorio para recordar un pasado turbio y sucio.

Por: XABIER CORTÉS

- Diamanda México -